dissabte, 19 de gener de 2008

¿Mi escudo de armas?: ¡Hoy no toca!

Todo caballero cojeante precisa de un escudo de armas. Es menester que tal representación heráldica lleve un motivo a modo de lema, de declaración de intenciones. Un motivo que dé distinción y marque el rango conseguido o al que se aspira.
Creo que este escudo puede dignificar mi persona. Estoy a punto de decidirme por este diseño...
...Bueno, tal vez sea demasiado precipitado...
...Me lo pienso y mañana les digo algo.
Total, ¡Hoy no toca!