dissabte, 8 de març de 2008

Conjurados por los muertos y los vivos.

Hay días en los que el significado de tus apellidos toma fuerza. Lo que representan y a quien representan. Hay días importantes para los tuyos, los que siempre estarán contigo y con los que siempre estarás. Hay días en los que se construye la historia próxima, en los que se cierran círculos y se sellan vínculos.
No todos los días son iguales, no todos los días sientes la fuerza y la emoción de los de tu sangre. Conjurados por los muertos y los vivos, se te llena el cuerpo de energía, de prados verdes, vida sencilla, mar bravío, lucha de superación, amor de madre, sabores y olores de infancia.

Hay días en que nombres como Julián, Josefa, María, Cristóbal, Cecilio, María Isabel, Begoña, Arnau, Oriol retoman un significado muy especial y se convierten en uno sólo.
Hoy ha sido uno de esos días.
Sólo me pido estar a la altura y seguir el camino iniciado por los que se vuelven a unir y nos unen.