divendres, 7 d’agost de 2009

Cantabria, un lugar en mi corazón!


Tras una breve visita a un pueblo de Soria, me encuentro en Comillas. El tiempo lluvioso de estos días nos marca un ritmo tranquilo. El calabobos te permite ir y venir, recordar paisajes, olores y los hablares, claros y llenos de "u" final de la gente que aquí vive. Gente con la que me siento especialmente conectado. Una conexión invisible que me hace mirarles con un cariño especial.
No dejen de visitar esta tierra verde de los Cántabros, los habitantes de las rocas, de los montes.

1 comentari:

Touryak ha dit...

Si tienes que pasar por mi tierra espero al menos poder tomar un café contigo.
Como bien dices, Cantabria merece ser visitado.