dissabte, 20 de novembre de 2010

Con la casa a cuestas 57.


Las oportunidades están para los que las pueden aprovechar, aunque el motor esté algo estropeado...
Seguramente, el motor que no funciona muy bien es el mío.
Sin un buen motor, las oportunidades se esfuman...