divendres, 18 de maig de 2012

Con la casa a cuestas 64. Nuestra Challenger 370.


La pobre es un poco viejecita. No le gusta correr mucho. 
Estoy seguro que no hará saltar ni a los radares de la Ronda Litoral. 


Tiene nombre de Transbordador Espacial y seguro que nos lleva a las estrellas.
En casa estamos que no cabemos de contento.
La compartiremos porque somos buenos samaritanos y pobres. Pero bien compartida, eso sí.


En la primera parada a boxes, no me pude resistir a hacerle unas fotos y compartir este momento con todos ustedes.


¡Qué la mecánica nos acompanye!


¡Gracias a mi amigo Pedro por el "chivatazo" + gestiones!


P.D. ¡Ostras, Pedrín!







3 comentaris:

Begoña ha dit...

chulisimaaa, a disfrutarla mucho!!! besos

Begoña ha dit...

Me encanta! es super bonita!!!! Ahora toca recorrer mundo! a disfrutarla muchisimo. besos

Cristóbal ha dit...

¡El disfrute de verdad, vendrá cuando lo podamos compartir!